Comentarios y reseñas

 

 

El escritor puede hacer oír su voz a través de las páginas del libro, pero la voz del lector es mucho más difícil de escuchar. Este apartado está dedicado a las opiniones de quienes, tras haber leído la novela, han decidido expresar algún comentario sobre ella, ya sea a través de críticas en revistas especializadas, participación en foros de debate, entradas en blogs, comentarios en páginas editoriales... 

En el caso de un título de publicación tan reciente como El jardín de Hipatia, son aún pocos los lectores que han contado con tiempo suficiente para adentrarse en la novela y transmitir su opinión. Sin embargo, algunos de ellos ya han compartido sus impresiones en diversos ámbitos y foros de la red.

 

 

 

El jardín de Hipatia

 

Apéndices

 

Presentación

 

Personajes históricos

 

Personajes ficticios

 

Lugares

 

Bibliografía

 

 

 

 

Foros de debate: Ábrete Libro

A continuación recogemos algunas de las opiniones expresadas en este foro de lectura. Para leer el resto, visita el hilo El jardín de Hipatia

Nosequé
“El libro suena a femenino. Madres, amantes, maestras, hermanas y una ciudad.
Has combinado todo esta sombra femenina, ¿detrás? de los grandes poderes y ambiciones masculinas.
Has conseguido aunar una historia de una ciudad a una historia de sentimientos.
Tienes la destreza de implicarnos en esas vidas tan viscerales, todos los personajes tienen un carácter claro y destacado.
Gran novela y gran historia.
Gracias por todo el esfuerzo que has tenido que realizar para llevar este soberbio trabajo.”

Arena
“Los personajes están vivos, son reales, nos permiten caminar a su lado, oírles respirar, entender sus sentimientos. Y nos cuentan una historia real.
He disfrutado con el libro, con la riqueza del lenguaje, con lo que he aprendido, con lo que he recordado, con lo que me he reído, con lo que me ha entristecido, con lo que me he emocionado....”

Al-Bertini
“Sólo puedo decir que estoy disfrutando como nunca de un libro de Olalla. Tiene tal riqueza que cada expresión, cada descripción, cada metáfora (siempre en el momento adecuado), hace que le esté sacando el jugo constantemente. Me encanta esa forma de narrar, de ponernos sonidos, olores, sabores, y sobre todo de dar palabra a sentimientos que al menos a mí se me hacen difíciles de poner por escrito. Para mí, este libro se está revelando como literatura de alta calidad, y como un buen manual de estilo narrativo.”

Moranis
“Uno de los aspectos más impresionantes de la novela, a mi modo de ver, es la descripción de Alejandría. Llegas a vivir, a saborear y a oler la ciudad con los retazos descriptivos que utiliza Olalla. Pero lo genial es que la ciudad se va apoderando poco a poco de ti, como haría con Tanis, página a página, detalle a detalle.”

Fley
“No es sólo cómo Olalla juega con las metáforas que retraen a la sal húmeda del mar, el desierto salvaje y desolado, o los pastos frescos y verdes, si no cómo éstos se conjugan con la memoria individual, con la complejidad de la diversidad de memorias, y la Historia, como tal, de la civilización occidental y oriental. No hablo de rigor histórico, que también, si no de empatía histórica. Se puede hablar de esta manera de un amanecer en el desierto cercano a la ciudad que fundó y en la que fue enterrado Alejandro Magno habiendo estado allí, no físicamente, si no durante años y años, imaginándose caminando por sus muros, al oeste del Nilo. Ese día a día en la Historia de su historia, le da para mi a Olalla este inalterable valor añadido.”

 

 

 

 

 

 

 

Blogs:

El hogar de las palabras

Ofrecemos aquí el inicio de la reseña. Para leer el resto, visita la entrada El jardin de Hipatia.

Es bien sabido que el género de la novela histórica es uno de los que más dificultades presenta al escritor. A los ya complicados desarrollos de una trama, de unos personajes y de un estilo literario se le suma la recreación fiel de una época, tarea más problemática cuanto más remoto es el periodo en que se pretende encuadrar la historia. Olalla García, en la reciente presentación de esta novela en Málaga declaró que necesitó tres años para documentarse. Y eso se nota en cada detalle, en la fidelidad de las descripciones de usos y costumbres del siglo V en una determinada ubicación geográfica: Alejandría.

Cualquiera que no conozca el rigor de la autora puede pensar que la presencia de esta novela en las librerías, precisamente ahora, cuando el estreno de la película de Amenábar sobre el mismo tema es inminente, obedece a criterios de oportunidad, cuando no de oportunismo. Nada más lejos de la realidad. Ambos proyectos seguramente han seguido vidas paralelas, para encontrarse ante el público en el mismo año, pero por mera casualidad.

Blog Libros

Citamos sólo el principio del texto. Para leer el resto, visita la entrada El jardin de Hipatia.

Olalla García nos lleva en el túnel del tiempo al siglo V d.C. para vivir la Alejandría de la época; los problemas, las tensiones, la vida diaria y las intrigas políticas aparecen perfectamente reflejadas en esta magnífica novela.

 

 

 

 

 

Reseñas: Info Libro

La autora defendió, en una entrevista con Europa Press, que su novela pretende despojar a esta mujer extraordinaria de las múltiples capas de las que la ha revestido el paso de la Historia y permite contemplarla tal como la veían sus alumnos. "Muchos han hablado de Hipatia como una precursora del feminismo o como una mártir de la ciencia frente a la religión que se encargaría de eliminarla, pero ninguna de estas versiones es del todo cierta", comentó. Puntualizó la necesidad de conocerla, "más allá de estas visiones interesadas", a través de los documentos históricos como los de su discípulo Sinesio de Cirene y Sócrates de Constantinopla, que narra los hechos acaecidos tras la muerte de Hipatia.

Para leer el resto de la reseña, pulsa aquí.

 

 

 

 

 

 

Recomendaciones

Además de lo ya señalado, El jardín de Hipatia como lectura recomendada en diversas secciones de la red y la prensa escrita. Sirvan como ejemplo un muestrario de medios tan diversos como la página Autoras en la red, la revista Capital y emprendedores o el blog Iurisconsultus.

 

   
   
© 2007-2012 Olalla García